la Conducción del automóvil

"К цхыю en uchene – es fácil en сю¦!" – este principio del gran generalísimo Suvórov es muy aplicable y en las condiciones actuales de las carreteras rusas, tiempos acercado a de combate.

Como "тхфх=" el coche en unas u otras situaciones, ello "яЁшт№ёъш" ¿y las particularidades de construcción? ¿Como es posible mucho tiempo no cansarse durante el sentar largo al volante? Que se distingue el movimiento en las condiciones de la ciudad y de campo, también las hipóstasis distintas de la seguridad del automóvil – todas estas y otras noticias contienen en nuestro sitio. Esperamos que esta información le ayudará adquirir conocimientos técnicos la conducción del automóvil. Y, absolutamente gratis, es decir el don. Aunque, alguien posee, puede ser, los conocimientos connaturales teoréticos sobre la conducción. Hasta este día, sin embargo, tal no pasaba.

Y nada asombroso, – es raro, quien consigue desde la primera vez sentarse al asiento del conductor y en seguida poner con el automóvil en el contacto y hacerlo sin objeción obedecer. Y bien, a no ser por por la casualidad pura o allí el milagro se cumplirá – se sienta la persona al volante y va, nunca habiendo tratado doblar la columna al borde del camino, a junto con él a él el cuello, o allí por lo menos el parachoques arañar. Habitualmente todo termina donde es más lamentable, si no decir más tristemente. ¡No es necesario! No deseamos el Fallecimiento. Y por eso tiene que es paciente aprender sin embargo. Pues la conducción en la vida real es un talento y en cierta medida hasta el arte. A el talento es, como es conocido, 99 por ciento del trabajo y sólo 1 por ciento del suerte. Y sólo con la asimilación de la teoría las acciones prácticas adquieren el matiz de la elegancia y se hacen hermoso.

Y, notaremos, a propósito, el don de la conducción poseen lejos pocos (sobre el talento y hablar no cae), – la rareza grande saber conducir el automóvil así, como si ha salido en pedestre progulochku con los amigos – en el flujo continuo bordear, adelantando, como si teniendo prisa a ninguna parte, y sin superar la velocidad, conducir avto sobre el máximo completamente imperceptible para que están en el salón (a si esto no es notada los representantes del GBDD es un pilotaje simplemente superior) – solamente habiendo asomado de la ventana es posible sentir, con que velocidad de locos corren delante del coche, las columnas al borde del camino y los árboles. A más mantener además la conversación desenvuelta, contar las anécdotas y reírse. Todavía además en absoluto cansarse al volante. Y bien, o casi no cansarse. Por lo menos, la mirada extraña no es visible. Se puede comprar tal habilidad por dinero poco probable, es adquirido solamente por el método por la concepción de la teoría y la práctica de la conducción, los entrenamientos de muchos años persistentes. Más vale, si habéis comenzado de la infancia. O de la edad de adolescentes. De esta especie el ejemplo a nosotros ha tenido suerte de observar en cierto modo.

Tarahtelo y tjazhko era explosionado detrás de la esquina de la casa con la periodicidad asombrosa. Y, el sonido pugajushche se acercaba. Dentro de un tiempo es posible distinguir ya no solamente salvaje fyrchane y regular babahanja, - ha estado determinado el fragor conocido del motor. Mecánico porykivanija se han acercado, y se hacía clara la fuente – los adolescentes iban en completamente pomojnoj las construcciones – el fondo sobre las ruedas, sin puertas, de un modo asombroso hecho con ellos moverse con la velocidad de los kilómetros treinta-treinta cinco por hora. Los muchachos aprendían a ir. A que no era una pena romper propio avto – han restablecido prácticamente la chatarra encontrada en el suburbio. Es adquirida así la experiencia.

la Experiencia de la conducción en condiciones de la densidad de la ciudad de la población y la densidad del flujo automovilístico sube considerablemente las posibilidades a la salida a las líneas de campo, donde no hay abundancia de los semáforos, los peatones-suicidas y el flujo continuo de transporte, en que es necesario saber a tiempo verterse, hermosamente reorganizarse y así como hermosamente aparcarse. Con todo eso, encontrando al camino suburbano, que está vacío relativamente, no es necesario perder la cabeza de la sensación que ha afluido de libertad e irreflexivamente correr con la velocidad máxima, arriesgando literalmente volar en la inexistencia al cambio agudo del paisaje o allí a la vista del micelio-bella, que ha salido corriendo de repente a la línea, en un traje de baño. Como hacerlo – le contaremos detalladamente.

Sin embargo, en la naturaleza hay todavía un tipo del talento – la habilidad, por ejemplo, de conducir el coche sobre el martillo de mano. ¿No sabéis así? ¡No es necesario! Esto solamente especialmente personas desctacadas del sexo femenino pueden. ¿Por ejemplo, una conocida de las vez de los kilómetros cinco conducía el coche por la ciudad, sin quitar del martillo de mano, y solamente se asombraba constantemente, paternal dice, ella es tan convulsivo contrae durante el viaje?

Y trasladando sólo, más justo, volviendo a través de tramvajnye las vías en el cruce, y por completo habiendo cerrado el acceso a otros conductores, y no podía volverse a través de los carriles, y aquí ha notado solamente la posición interesante del freno de mano. Se reían sobre ella mucho tiempo. Se ofendía y estudiaba la literatura especial. Mucho tiempo la estudiaba. E iba mucho. Hoy en este episodio es difícil creer, mirando, como va hermosamente de ella avto en general el flujo. ¡El maestro!

Así que triste y ridículo al mismo tiempo los ejemplos en la práctica de conductor sea lo más pequeño posible, cae mucho ocuparse y practicar. Desde el principio. Prácticamente del abecé. Porque, es ordinario, la habilidad de estar correctamente al volante, correctamente conmutar las velocidades durante el viaje, distinguir los signos y determinar el humor gibddeshnika, ay, con la leche de la madre no llega. Y hasta, por extraño que sea, las instrucciones paternales en la infancia lejana también influyen poco sobre la adquisición de la habilidad de ir en avto por la megápolis.

se acumula en cierto modo durante la ampliación de propia experiencia de conductor. Y estos conocimientos son equivalentes a veces a la vida y la tranquilidad de los próximos. Ya que en el camino cualquiera pasa. Incluso las condiciones especialmente peligrosas, habiendose encontrado con que no es posible dirigir el automóvil en la esperanza en "ртюёі". Y hasta los santos padres, a propósito, confían no sólo en la voluntad De Diós. Aquí a usted el ejemplo vivo.

Smerkalos. La lluvia ha pasado ya, y ha helado muy. El camino era desierto, a la luz de la luna que ha ascendido ella es funesto lucía y centelleaba. Que han salido de la anteiglesia de iglesia el sacerdote entrado en años y su amigo con la mujer se han parado en la admiración - llegará por tal superficie cristalina sobre el caucho completamente calvo es de muerte peligroso. El padre ha graznado y se ha dirigido categóricamente a cuidado "ьюёътшёѕ".б

la Mujer del amigo predosteregajushche ha gritado a las espaldas y ha comenzado a agitar las manos. ¡"-У dejen usted! – es fastidioso ha respondido aquel. – con la ayuda De Diós ъръ-эшсѕфі"Е no hay donde Meterse, quedarse en sordo tserkovke para una noche, en cinco kilómetros de la aldea acomodada es absurdo. La carretera que se veía no lejos, estaba vacía. Los aludes en el coche. Un san padre se ha persignado sueltamente, ha leído apresuradamente "+=ёх эр°" - ha tirado con la velocidad máxima.

Cuando han salido, se ha chiflado cambiando miradas y balanceando las cabezas (por la vía han encontrado algunas averías), el compañero del padre ha mugido: "¦фр, con el Dios y en la helada ёяюъющэхх" en que el conductor es imperturbable ha respondido: "Р por el Dios y en el infierno es bueno. Sí solamente es necesario saber la teoría y la práctica tener. Ya que doce años he pasado al volante. Y además en el ejército tal práctica ha pasado – nunca чрсѕфѕ".

Con la teoría le ayudaremos. ¡Y después – exitoso a usted de la práctica!