las Recepciones de la conducción de un automóvil en el tiempo oscuro del día
Y en condiciones de la visibilidad insuficiente (la parte 2)

al movimiento del automóvil en el tiempo oscuro del día cae hacer a menudo el adelantamiento. Como regla, el adelantamiento precede el movimiento del automóvil en el régimen libre. Por consiguiente, el conductor ilumina el camino por la luz lejana. Con el acercamiento al automóvil-líder es necesario tomar las medidas que previenen la ceguedad del conductor a través del espejo del tipo trasero. Para esto a la distancia de 150 m es necesario pasar a las luces cortas y acercarse al automóvil-líder en 75... 50 m, continuando moverse por una raya con él. Tal recepción del acercamiento al líder es segura para el líder, no llama su ceguedad y hasta el aumento esencial del nivel de la adaptación, puesto que las conmutaciones se realizan a las distancias suficientes. Las luces cortas a la distancia de 50 m no pueden cegar al conductor a través del espejo del tipo trasero, puesto que la parte derecha, levantada sobre el camino, del manojo de luz de los faros no cae en los espejos.

Para el automóvil que adelanta esta recepción es segura también, puesto que para su conductor por la distancia de la visibilidad necesaria a la seguridad por las condiciones, es la distancia hasta el automóvil que va t delante (los automóviles dvizhutsja por una raya, por eso la aparición instantánea de los obstáculos en el intervalo entre ellos es poco probable). Más el conductor del automóvil que adelanta debe salir a la raya del movimiento para el adelantamiento y, habiendo incluido luz lejana, ver la raya del movimiento contrario en probablemente bolshem la distancia adelante. Además es necesario persuadirse en primer lugar en la ausencia sobre la raya de fuegos blancos. Pueden ser los faros o fuegos delanteros dimensionales de los medios de transporte contrarios. En existencia de tales fuegos o por lo menos el resplandor de luz sobre el horizonte el adelantamiento se hace es muy peligroso. Él exige del conductor de la experiencia grande y la habilidad de Contar correctamente la correlación de las velocidades de los automóviles del líder, el automóvil contrario y, también tomar en consideración otros factores que determinan la longitud de la vía del adelantamiento y el grado de su peligro. La noche, cuando la definición correcta de los factores enumerados es extremadamente dificultada, adelantar en existencia del automóvil contrario no es posible.

Por falta de los medios de transporte contrarios es necesario ver la raya del movimiento lo más lejos posible y persuadirse en la ausencia sobre ella de los obstáculos inmóviles. Los obstáculos inmóviles sobre la raya contraria son menos peligrosos, que moviente al encuentro el medio de transporte, puesto que el conductor consigue pararse, sin llegar hasta el obstáculo (si la velocidad del movimiento es escogida correctamente en concordancia con la distancia de la iluminación). Es deseable Sin embargo que la zona del adelantamiento no supere por la distancia de la zona de la iluminación por la luz lejana de los faros. Peligroso es el momento de la salida a la raya del movimiento contrario, puesto que el obstáculo puede ser cerrado por el cuerpo del automóvil-líder. Por consiguiente, al adelantamiento no es posible demasiado rápidamente acercarse al líder y de repente salir a la raya del movimiento contrario; es necesario siempre tener la reserva de la distancia para el regreso a la raya inicial del movimiento.

Habiendose persuadido en la ausencia sobre la raya contraria de obstáculos cualesquiera, es necesario bruscamente aumentar la velocidad del movimiento y alcanzar el automóvil-líder, moviendo con luz incluida lejana de los faros. Habiendo alcanzado al líder, habiendo hecho mono-dos conmutaciones de luz de los faros con lejano en próximo y habiendo recibido la respuesta sobre lo que la señal del adelantamiento es aceptada el adelantamiento es seguro (la inclusión de corta duración adelantado el índice derecho de la vuelta y el desplazamiento del automóvil a la derecha), es posible adelantar al líder. Después de esto es necesario aumentar la distancia entre los automóviles hasta 50... 75 m y acabar el adelantamiento, rápidamente habiendo vuelto a la raya inicial del movimiento. Es necesario tomar en consideración además lo siguiente: si el conductor vuelve a la raya inicial del movimiento demasiado temprano, él se arriesga llamar el choque. Por la noche, además, él será obligatoriamente cegado a través del espejo del tipo trasero por los faros del automóvil, que él acaba de adelantar.

el Conductor del automóvil adelantado debe también ser muy atento en la situación difícil y peligrosa del adelantamiento por la noche y pronosticar su desarrollo posible. Él es obligado en la medida de lo posible a facilitar que adelanta la maniobra. Al acercamiento del automóvil que adelanta es necesario de antemano persuadirse que las dos rayas del movimiento (básico y contrario) son libres, luego aceptar a la derecha, bajar la velocidad del movimiento y en respuesta a la señal que adelanta mostrar que el camino es libre delante el adelantamiento es posible, e.d. Incluir el índice derecho de la vuelta.

Cuando el automóvil que adelanta volverá a la raya del movimiento, el conductor, que han adelantado, debe recordar de la posibilidad del choque, si que adelanta ha cumplido incorrectamente la maniobra, y cambiar los faros de luz lejana en próximo, y moverse con él hasta que el automóvil-líder no se vaya adelante a la distancia más de 150 m. Luego es necesario de nuevo pasar a luz lejana. Si surgen causas cualesquiera que molestan al adelantamiento o que hacen ello peligrosas, el conductor del automóvil adelantado debe aceptar una de las medidas siguientes:

  • mostrar por la inclusión del índice izquierdo de la vuelta que el adelantamiento es imposible o peligroso;
  • es necesario incluir el índice de la vuelta derecha, centellear 2... 3 veces por la señal del frenaje, aceptar a la derecha, bajar la velocidad (si es necesario, hasta la parada completa) y dejar pasar más bien que adelanta adelante que él consiga volver hasta el obstáculo a la raya inicial del movimiento o contornearlo.

la Primera recepción es más preferible, puesto que él conjura el peligro para los dos conductores. Es necesario aplicar la segunda recepción en caso de que que adelanta, a pesar de la prevención, continúa sin embargo el adelantamiento, esencialmente superando la velocidad.

al movimiento por la noche, especialmente a las grandes distancias, siempre es conveniente moverse por el líder. Sin embargo es necesario escoger al líder con acierto. En el fondo del movimiento por el líder está el principio: en el intervalo entre el líder y conducido el surgimiento del obstáculo es poco probable. Esto da la posibilidad de moverse orientando a fuegos dimensionales del líder (a la conservación del intervalo seguro), e.d. Con la tensión menor emocional y (si las dimensiones del líder son bastante grandes) evitar la ceguedad.

al movimiento del automóvil por la noche en los caminos con las vueltas, sobre las elevaciones y los descensos el conductor puede de anticipo orientarse por el manojo lejano de luz de los faros. Al acercamiento a la cima de la elevación sobre el horizonte iluminado son visibles las siluetas de los obstáculos casuales, y luz de los automóviles contrarios no ciega. Mismo se refiere y al conductor del automóvil contrario. Ya que dos el conductor aparecen en este caso en el momento de, cuando se encuentran cerca uno de otro, los conductores deben ser preparados rápidamente apagar luz lejana. Cuando un automóvil baja de la montaña, a otro se le acerca por el camino llano, se puede aplazar la conmutación de luz en próximo hasta el momento, mientras dos el automóvil no se encuentren en un nivel.

Sobre las vueltas un de los conductores de los automóviles contrarios siempre se encuentra en las mejores condiciones: es al conductor que va por la parte interior de la vuelta, que luz del automóvil ciega al conductor del automóvil que va por el borde exterior de la vuelta, mientras que el manojo de luz último es dirigido a un lado del camino (fig. 42). Es necesario recordar de esto y de anticipo conmutar luz al movimiento por la curva interior de la vuelta. Además, las luces cortas con el manojo ancho son más convenientes en este caso, puesto que él ilumina el espacio dentro de la vuelta. El conductor que sigue por el borde exterior, puede y no conmutar luz lejana en próximo, si esto no molesta al conductor del automóvil contrario.

la acción que Ciega de luz de los faros partida en povorotahris. 42. La acción que ciega de luz de los faros partida sobre las vueltas

Fig. 42. La acción que ciega de luz de los faros partida sobre las vueltas

al movimiento en las condiciones de la ciudad el régimen de luz se cambia de las partes bien iluminadas de los conductos principales hasta por completo callejones no iluminados y local proezdov. Cae distinguir las Señales luminosas en el fondo de fuegos de las publicidades, las vitrinas, las ventanas iluminadas. La seguridad en tales condiciones en mucho depende hasta qué punto ayudan bien la vista del conductor los aparatos de luz del automóvil.

<= la página anterior - la página siguiente =>